Featured

Welcome/ Bienvenidos

post

Welcome to our blog “Learn to live to love yourself” to help you become the best version of yourself as part of the project: CAFE&Co.

Be sure to check us on Facebook: https://www.facebook.com/cafeyco/

Advertisements

El misterio ordena

Las grandes historias de misterio despiertan en nosotros una sensación de incertidumbre, peligro y placer; cada vez que leemos, vemos cómo los detectives más famosos van develando los secretos que guardan cada uno de los personajes involucrados. 

Todo esto nos causa satisfacción, ya sea por el suspenso o por el misterio resuelto, el misterio nos hace pensar, adelantarnos a las consecuencias, adivinar la próxima movida, tener la agilidad para rastrear datos importantes, fijarnos en los detalles y tener un objetivo claro: resolver el acertijo antes de que nuestro detective lo haga. 

Nos gusta el misterio porque nos permite pensar, tener un criterio y lograr una meta fija. Así como en la vida hay muchas cosas que se vuelven monótonas, con el misterio salimos de esa rutina para fijarnos en aquellos detalles que hacen la diferencia, que modifican la vida para darnos cuenta de cosas que estaban ahí, a simple vista, pero que hacen toda la diferencia. 

Tener misterio en nuestras vidas nos permite avanzar, pensar y ser mejores al cuidar todo aquello que está a nuestro alrededor. De tener un criterio fijo ante lo que sucede en el mundo tan cambiante. 

El misterio y la ciencia se parecen ya que ambos tienen un método específico, orden en los pasos y la capacidad de asombro de la capacidad humana de hacer cosas y por qué lo hicieron.

El pensamiento creativo según Dewey

El filósofo John Dewey buscó una forma de pensar de manera exitosa, la cual conlleva diferentes fases para lograr la solución a los problemas que tenemos en la vida. De tal manera, que para Dewey el pensamiento debe servir para solucionar diferentes problemas en la vida, por medio de un proceso. Este proceso tuvo tanto éxito en la esfera creativa, que muchas escuelas creativas como Design Thinking toman estos pasos para lograr un pensamiento creativo que solucione y simplifique los retos de la vida actual. El pensamiento creativo se divide en 3 pasos:

1.     Periodo de preparación en el cual el pensador estudia su problema con cuidado y recolecta la información pertinente.

2.    Hay un periodo de incubación cuando la información y el problema se dejan de lado, para que se asimilen. No se puede acelerar el proceso para un resultado ni tampoco se puede predecir.  

3.    Si es exitoso, el tercer paso se revela por sí solo, en donde el individuo experimenta una iluminación o la luz de una posible solución o hipótesis. Esta hipótesis no necesita ser pensada para la solución. Debe ser probada mentalmente y prácticamente para descubrir si es adecuada. Si falla, el problema debe regresarse al subconsciente y continuar el proceso de incubadora. 

El arte de ayudar (voluntariado)

Cuando hablamos de ayudar nos viene a la cabeza hacer las cosa que los otros no pueden, como si fuera un bomberazo para atender llamadas de emergencia.
La naturaleza humana le gusta sentirse útil, ser de provecho para los demás y así sentirse bien consigo mismo. Cuando ayudamos a los demás no solo mostramos muestras capacidades y aptitudes, sino que somos capaces de sentirnos satisfechos por una cuestión que puede ser insignificante para nosotros pero monumental para los demás.

Ayudar a otros no es un trabajo fácil, porque entre más nos cueste trabajo la recompensa es mucho mejor ya que no solo hicimos un bien a otro, sino que nos hicieron probar nuestra propia capacidad y gracias a eso sabemos que sí podemos lograrlo.

Todo esto tiene sentido cuando le añadimos un poco de amor, es decir, entregarnos totalmente al otro no por los beneficios que vamos a obtener sino porque nos amamamos tanto como para compartirlo.

¿Cómo saber que ayudo?

Muchas veces los conceptos los entendemos pero cuestan trabajo ponerlos en práctica para saber en dónde fallamos y en qué acertamos. Nos gusta medir las cosas por lo que en CAFÉ&co. proponemos las siguientes virtudes para ser un buen ayudante:

Orden- tener prioridades para actuar
Humildad- reconocer la realidad para poder servir
Valentía- tener el corage de sobreponerse a las circunstancias
Magnanimidad- hacer las cosas lo mejor posible
Amistad- buscar el bien del otros
Solidaridad- enseñar a quienes no saben
Prudencia – pensar antes de actuar

Sin tiempo

El tiempo es un gobernante implacable, pasa sin prisa y sin detenerse, no le importa nada ni nadie ya que parece que no depende de nosotros sino de sí mismo: marcha a su paso sin perder el ritmo. Nuestra vida parece depender de su paso por los que debemos apurarnos para que no nos pise y tampoco correr para que no nos desgaste.

Borges habla del tiempo y su importancia en la colección de cuentos “El Aleph” en donde los inexpresable se expresa de un modo metafórico, ya que al hablar del tiempo solo nos queda una idea que nunca llega a comprenderse del todo.

El tiempo y la muerte son estrechos, pare como si la muerte nos diera el tiempo para recordarla, para que se un constante recuerdo de lo que nos pasa cuando lo dejamos pasar y lo perdemos. 

« En Roma, conversé con filósofos que sintieron que dilatar la vida de los hombres era dilatar su agonía y multiplicar el número de sus muertes. Ignoro si creí alguna vez en la Ciudad de los Inmortales: pienso que entonces me bastó la tarea de buscarla » El Aleph. Jorge Luis Borges

Es en la muerte cuando nuestra vida toma valor, cuando comenzamos a tomarnos las cosas en serio y parece que se nos acaba. 

« Por sus pasadas o futuras virtudes, todo hombre es acreedor a toda bondad, pero también a toda traición, por sus infamias del pasado o del porvenir. » El Aleph. Jorge Luis Borges

Es una contradicción cuando se habla del tiempo ya que en el presente lo decimos, pero nos lleva al pasado con melancolía y al futuro con expectativa. No se puede hablar del tiempo sin hacerlo personal.

« Cuando se acerca el fin, ya no quedan imágenes del recuerdo; sólo quedan palabras.>> El Aleph. Jorge Luis Borges

El tiempo nos hace inmortales o nos aplasta bajo su marcha dejándonos en el olvido. Solo el hombre tiene la capacidad de escapar el tiempo con su muerte, al volverse un héroe que logra vivir para siempre con sus actos presentes, desafiando su pasado para ser en su hoy una guía para el mañana.

« La muerte (o su alusión) hace preciosos y patéticos a los hombres. Éstos conmueven por su condición de fantasmas; cada acto que ejecutan puede ser último; no hay rostro que no esté por desdibujarse como el rostro de un sueño. Todo, entre los morrales, tiene el valor de lo irrecuperable y de lo azaroso. Entre los Inmortales, en cambio, cada acto (y cada pensamiento) es el eco de otros que en el pasado lo antecedieron, sin principio visible, o el fiel presa presagio de otros que en el futuro lo repetirán hasta el vértigo. No hay cosa que no esté como perdida entre infatigables espejos. Nada puede ocurrir una sola vez, nada es preciosamente precario. Lo elegiaco, lo grave, lo ceremonial, no rigen para los Inmortales. » El Aleph. Jorge Luis Borges

Nietzsche y la mentira

La verdad es un invento humano para poder sobrellevar su realidad. Las cosas que suceden en el mundo pasan por que sí, cuando el hombre busca comprenderlas, dotarlas de significado es cuando hacemos una especie de interpretación (como si pusiéramos subtítulos en lo que sucede). La realidad no le basta al hombre y termina sacrificando su sentido común a ideas y leyes (morales) que no existen. Esta es la filosofía de Nietzsche con la que el mundo se ha asombrado de la rebeldía o el pesimismo en que cae este filósofo.

Nietzsche no se conforma con el mundo, sino que más bien decide sospechar de la tradición para seguir pensando. Muchas veces damos las cosas por hecho y dejamos de pensar en ellas, por lo que es importante que ni sobre pensemos ni tampoco dejemos de cuestionarnos para saber más. Debe haber un justo medio.

Las cosas no tienen un por qué, sino que simplemente pasan. (Querer descubrir la verdad de las cosas, nos lleva  a justificarlas a nuestro modo sin poderlas ver como son). Terminamos dándole crédito a cosas absurdas, solo porque queremos que lo que nos pasa quepa en un plan maestro que nunca llegamos a conocer del todo, y terminamos echándole la culpa a “orígenes” o “personas” que no nos consta que existan.

En muchas ocasiones, vamos viviendo con subtítulos, tratando de entender cada cosa que sucede sin disfrutar. Cuando siempre buscamos el por qué de las cosas, como lo hacía Sócrates, nuestra vida se vuelve insoportable ya que buscamos darle explicaciones (no siempre correctas) a todo lo que hay, y perdemos el sabor de las experiencias y vivencias. 

La vida es irracional, no podemos interpretarla toda y buscar una respuesta, así como el dicho “shit happens” (la mierda sucede) si no somos capaces de aceptar la irracionalidad de la vida, viviremos angustiados y sin disfrutar de todo lo demás. Hay que pensar las cosas pero no sobre-pensarlas.  El buscar la verdad en todo o mi verdad es la mentira más grande que nos hacemos.

¿Por qué necesitamos?

La gente ya no es creativa o innovadora porque no les hace falta cosas. Ante el avance tecnológico y los nuevos descubrimientos científicos, nuestra vida se ha ido simplificando, buscamos la comodidad, la velocidad y el placer en cada cosa que nos lo puede garantizar. Gastamos una fortuna para lograr estar con las necesidades básicas y adquiridas cubiertas. Pero esto parece ser que no es suficiente, este status quo en el que nos encontramos no nos llena, pero estamos cómodos. En un mundo en donde tenemos todo lo que queremos ¿Qué nos falta?

Los grandes inventores y genios han logrado inventar tecnología que nos beneficia, innova en cosas que no se nos hubieran ocurrido. “La necesidad es la madre de la invención”, por eso cuando uno vive sin tecnología es más fácil que innove e invente mas productos tecnológicos para facilitar los recursos. Para innovar es necesario no depender de las tecnologías sino de observar el entorno para así poder solucionar, facilitar, economizar o simplificar el día a día. Cuando nos damos un tiempo para pensar surgen nuevas ideas que nos llevan a buscar las posibilidades de acción para aplicarlo.

Muchas veces nos da miedo a fracasar, pero ese sentimiento no debe ser alimentado si la idea que tenemos nos da un sentido y nos apasiona. Sí podemos fallar. Nos va a doler. Pero al menos aprenderemos del error para poder crecer.

Great minds think alike

There is a common saying that people who study and observe reality are more likely to think the same things. But is there telepathy? Or is it more like by studying the same things no matter what perspective we have the things we are looking at are the same? 

Perhaps there is no cosmic plan that gathers people all around the world because they are meant to be together, but because they like the same things and want the same. They are more likely to bump into each other because they meet their personal interests. 

Maybe there is no plan that rules our destiny but the same interests that unites people that think alike.

TOY STORY 4 a celebration of love

The movie Toy Story and its sequels have been showing the world the importance of love, the 3 kinds of love that exists. These loves were studied by Greek philosophers like Plato, Aristotle, the Roman philosopher Seneca, the philosophers of the middle ages Saint Augustine and Saint Thomas Aquinas. 

The first one is the love of attraction, a physical love that attracts us to be with the ones we like for what they look like and what they think like, for example, Woody and Bop, and when the other toys meet their same species opposite-sex partner: potato face, dinosaurs, forky, etc.

The second love is the love of debt, a utilitarian love that has something in common: time spent, ideas in common or the love between parents and children, or in this case: the love the toys give to their child is far greater than the love the child gives his/her toys. This kind of love is unequal because someone loves more, and this dedication is because the other needs it more: like Andy and Bonnie. 

The third love and the most important one is friendship. This love keeps on giving the other what is good for them, we may think about the friendship between Woody and Buzz, but it is more like the love between Woody and Bop, that no matter where, when or how they are always thinking about the good of each other.

But there is a fourth love that exists: charity and is not about giving money but to do good things for others not because it is good but because there is something far greater that unites us: well being. And that is that no matter who is the owner, most of the toys are made for entertaining the children. They don’t need an owner to be faithful, as long as they are where a kid needs them, a toy will fulfill its dream and their purpose: to make the children feel love to make a better world.