Who gets the blame?

There is something happening in the world, good or bad, it can affect us in the most positive way as it can be negative. We all are capable of doing things and making a difference for good or bad to others. With the decisions we make and the actions we do, there is always someone in discomfort. The problem is that most people don’t value the same things and with the same intensity like we do. That is why there is someone mad at us without doing something bad. 

World politics is the same. Whatever a country does, we all are affected by its decisions and actions. If we all had the same culture, traditions, laws, and mentality, we could all be the same, but having different values and ideas enriches our life. 

We may think that the world is in chaos because there are politicians and economical interests, that we are victims of a world order that plans to harm us. It is easy to blame others, even if they don’t exist, we think that by blaming someone or something we all can be sure to eliminate the problem, have a scapegoat so the world order is restored. The problem is that there is no one to blame but us.

We are to blame in the things we expect others to do but we don’t want to do them because we think that is another man’s job. We make the world, we build the future, not others. The change starts with us. 

Advertisements

Being against immigration is an act of racism?

The immigration problem is all over the world. Since we are now globalized, we can enjoy the perks of having friends all over the world and get in touch with so many people and opportunities to learn a new language, find a job anywhere, do something new every day. We are now citizens of the world and not just in a country, but everywhere. But there is something we cannot forget, we have an origin, somewhere where we came from and we cannot avoid it because no matter where we are, we may be foreigners in a new country. 

However, what happens when a foreigner comes into our country and tries to change it? Suppose we arrive in a new country and expect others to do what we are used to doing in our country, to have the same festivities, creeds, traditions, and language. Now, suppose we live in another country and reject our origins so we can adapt to the new place. 

Making a home in another country doesn’t mean we have to make the country our ways but to adapt and respect their traditions, culture, and laws so we can be happy. The Greeks used to have a condition for foreigners when they came to Greece: you can come and stay if you speak our language and believe in our gods. That means respect for their authorities without changing our own beliefs, but to respect them so they can receive you in their land.

Complejo de tapete

En la vida hay muchas ideas que nos convencen a actuar de una manera determinada, por pensar que es lo mejor o porque así nos lo enseñaron, caemos en una creencia que no necesariamente se aplica en todos los casos, es más, en muy pocos casos. Por ejemplo, que debemos dejar que los otros sean primero antes que nosotros. Esta norma es muy buena para mantener una buena convivencia, sobretodo en el tráfico se agradecen esos detalles, pero en las cuestiones de amistad muchas veces dejamos que nos hagan cosas o nos traten mal por permitirles que primero vayan ellos antes que nosotros.

Dejar que los demás vayan primero es una norma social que nos evita muchos problemas, pero cuando no nos atendemos para poder servir a otros terminamos siendo pisoteados. El riesgo de esta norma es que si no pongo límites dejo que todo el mundo me pise y pase sobre mí tal como un tapete. ¿Cómo saberlo?

  • Cuando te da miedo poner límites
  • Justificas a los demás sin razón (te humillas)
  • No estás conforme
  • A todo dices que sí para evitar quedarte solo
  • Crees que los demás son más importantes que tú

La gente nos quiere porque somos como somos, no porque les hacemos favores o buenas obras, sino porque sabemos delimitar lo que nos gusta y lo que queremos. Los amigos nos acompañan a ser mejores siendo mejores, no limitando y mucho menos pasando sobre nosotros.

Stand up

Whenever we face a difficulty: crisis, injustice, violence, war, etc., any situation that demands to make a difference, we must know we have the moral duty to put our character to the test. Who we are and where we come from, we must never forget where we are going. No matter what situation we face, who we are dealing with, or where we are, we must be true to what we believe in.

The movie “The zookeeper’s wife” tells us the story of the Warsaw zoo’s owners: the Zabinskis who saved the lives of 300 jews from the Nazis. These people used their common sense to help others from extreme violence. Mankind is capable of doing the best for others if we are realistic and not let an idea stain our lives. 

Not my fault

There are many things that happen around us; some of them are good or bad, but we are all affected by them. We can’t control what is happening around us but we all have a shared responsibility for how we react and what we do after things happen.

I mean, whatever happens, we can control what we say, do or react to those things. For example, someone falls down the stairs, it is not our fault that happened, but it is our fault what happens afterward: laugh, scream, curse, etc. We may not change the way things work or how the universe conspires against us, but we can control what is happening inside us and how we can react to the world. Perhaps the world is making our lives impossible, but we have the ability to spit back at it… It all depends on the way we want to live. 

The Stoics propose two choices to live this life: we can either accept it and be happy or we can be the victims and suffer it. Things will continue to happen, own up to the fact that we are all responsible for what we do, and yes, that is your fault. 

La Antígona de EUA

La situación actual de los ciudadanos en Estados Unidos se enfrenta a una tragedia griega, así como suena, precisamente la tragedia escrita por Sófocles: Antigona. Esta tragedia habla acerca de la justicia y la ley, las cuales se encuentran relacionadas, pero no pueden ser lo mismo. Ya que la ley persigue la justicia, al no tenerla la busca. Y la justicia busca el bien común, el cual se encuentra contenido en los actos cotidianos de cada uno de sus ciudadanos.

La situación de las elecciones presidenciales se encuentran cargadas de una decisión moral, no solo representativa, ya que es así como la administración del país tomará su curso por los próximos 4 años.

No se trata de qué partido político se toma en cuenta, sino de la elección a partir de lo que se defiende. La decisión de votar no solo de llevarse con un simple atractivo o sentimiento producido por las campañas políticas, sino también se necesita ser crítico ante lo que sucede: trato a otros, expresiones, si busca la unidad o la división, etc. Estos son los detalles con los que gobernarán si son electos.

Si la forma de tratar la ley no honra la justicia y simplemente se elige por lo que se quiere, pero no por lo justo no se tendrá un buen gobierno.¿Qué es mejor sufrir una injusticia al romper una ley injusta o cometerla al obedecerla?

“El fuego es brillante y limpio” F 451°

El fuego todo lo devora, hace que las cosas dejen de ser para convertirse en otras. Es lo que da la vida si se usa en justa medida, pero su defecto es mortal y su exceso también. Desde que el hombre está en la tierra ha logrado controlar este ser natural. El hombre ha dominado el fuego para sacar un mayor provecho de la naturaleza, así como el conocimiento transforma las cosas que hay a nuestro alrededor, el fuego también. Heráclito, filósofo de la antigua Grecia, decía que “el fuego es el principio de todo”. Es lo que controla la vida y la muerte. Pero no todo el mundo es capaz de dominarlo, como los cocineros y bomberos. El mismo fuego tiene aliados y enemigos. 

“Cuanto mayor es la población, más minorías hay… Las universidades producían más corredores, saltadores, boxeadores, aviadores y nadadores, en vez de profesores, críticos, sabios y creadores, la palabra “intelectual”, claro está, se convirtió en el insulto que merecía ser… Hemos de ser todos iguales… entonces, todos son felices, porque no pueden establecerse diferencias ni comparaciones desfavorables.”

Cuando el hombre quiere destruir algo normalmente recurre al fuego para hacer desaparecer aquello que aborrece, así como puede hacer que las cosas sean mejores: cocina, la vida, el hogar, el amor. El fuego tiene esta ambivalencia, que si la perdemos de vista se puede volver en un aliado así como en un villano y enemigo.
“(Los bomberos) se les dio una nueva misión, como custodios de nuestra tranquilidad de espíritu, de nuestro pequeño, comprensible y justo temor de ser inferiores.”

Farenheit 451 nos habla de un mundo en donde lo bomberos no son los enemigos del fuego, sino que lo utilizan para quitar todo aquello que no quieren, el fuego se ha vuelto el encargado de borrar la historia para poder avanzar con igualdad y progreso, sin mejorar: nadie quiere sentirse menos.  

“Ella no quería saber cómo se hacía algo sino por qué. Esto puede resultar embarazoso. Se pregunta el porqué de una serie de cosas y termina sintiéndose muy desdichado… Si no quieres que un hombre se sienta políticamente desgraciado, no le enseñes dos aspectos de una misma cuestión, para preocuparle; enséñale sólo uno. O mejor aún, no le des ninguno. Haz que olvide que existe una cosa llamada guerra…que no se preocupen. Tranquilidad… Dale a la gente concursos que puedan ganar recordando la letra de las canciones más populares, o los nombres de las capitales de Estado… atibórralo de datos no combustibles, lanzándoles encima tantos hechos que se sientan abrumados, pero totalmente al día en cuanto a la información. Entonces, tendrán la sensación de que piensan, tendrán la impresión de que se mueven sin moverse. Y serán felices, porque los hechos de esta naturaleza no cambian.” 

La visión del mundo es mantenerlo siempre contento, pero ¿son felices? La vida está llena de contrarios, eso es lo primero que vieron los Filósofos al estudiar a la naturaleza: los contrarios son lo que enriquece la vida. Las cosas no son de un solo color, hay riquezas. Para ser feliz es importante gozar cada momento, bueno o malo, si no perdemos esa libertad para ser mejores. 

“Somos los guardianes de la Felicidad. Nos enfrentamos con la pequeña marea de quienes desean que todos se sientan desdichados con teorías y pensamientos contradictorios… no permitir que el torrente de melancolía y la funesta Filosofía ahoguen nuestro mundo.”

Vivir en un mundo en donde todos se sientan aceptados nos lleva aun mundo en donde la ignorancia reina, ya que en ella no se sabe que se discrimina. Para tener criterio es necesario discriminar lo importante de lo superfluo.

Síndrome del cíclope

Los cíclopes son criaturas fantásticas que se caracterizan por tener un solo ojo en donde debería haber dos, no es un tuerto, sino que su cabeza es capaz de alojar un ojo en medio de su nariz. No pensemos como si fuéramos tuertos, al fin el tuerto al tener un ojo a un lado puede ver desde otra perspectiva que el cíclope, éste está condenado a ver siempre para enfrente sin poder ver a los lados.

Por su misma anatomía son seres torpes ya que no alcanzan a ver el panorama completo, solo ven para enfrente. Juzgan según su visión limitada y con poca perspectiva actúan siendo así brutales y atravancados en sus acciones.

En la realidad no hay cíclopes como tal, pero sí personas que con poca visión juzgan a los demás y los acontecimientos y terminan por actuar mal y hacen daño a los demás. Tenemos dos ojos, no hay que desperdiciarlos por estar viendo solo lo que nos pasa, tenemos una perspectiva muy amplia para actuar y poder juzgar lo que hay a nuestro alrededor, no por eso se nos permite quedarnos con una simple idea y justificar nuestra conducta si no hemos ampliado la perspectiva al preguntar e investigar lo que nos interesa.