El arte de ayudar (voluntariado)

Cuando hablamos de ayudar nos viene a la cabeza hacer las cosa que los otros no pueden, como si fuera un bomberazo para atender llamadas de emergencia.
La naturaleza humana le gusta sentirse útil, ser de provecho para los demás y así sentirse bien consigo mismo. Cuando ayudamos a los demás no solo mostramos muestras capacidades y aptitudes, sino que somos capaces de sentirnos satisfechos por una cuestión que puede ser insignificante para nosotros pero monumental para los demás.

Ayudar a otros no es un trabajo fácil, porque entre más nos cueste trabajo la recompensa es mucho mejor ya que no solo hicimos un bien a otro, sino que nos hicieron probar nuestra propia capacidad y gracias a eso sabemos que sí podemos lograrlo.

Todo esto tiene sentido cuando le añadimos un poco de amor, es decir, entregarnos totalmente al otro no por los beneficios que vamos a obtener sino porque nos amamamos tanto como para compartirlo.

¿Cómo saber que ayudo?

Muchas veces los conceptos los entendemos pero cuestan trabajo ponerlos en práctica para saber en dónde fallamos y en qué acertamos. Nos gusta medir las cosas por lo que en CAFÉ&co. proponemos las siguientes virtudes para ser un buen ayudante:

Orden- tener prioridades para actuar
Humildad- reconocer la realidad para poder servir
Valentía- tener el corage de sobreponerse a las circunstancias
Magnanimidad- hacer las cosas lo mejor posible
Amistad- buscar el bien del otros
Solidaridad- enseñar a quienes no saben
Prudencia – pensar antes de actuar

Advertisements

2 Replies to “El arte de ayudar (voluntariado)”

  1. Quien no vive para servir no sirve para vivir. Ayudar es servir y ser útil a alguien o algo es lo que le da sentido a tu vida.

    Like

  2. Cuando una persona tiene una conciencia bien formada, osea una conciencia recta, verdadera, cierta y delicada, sabe que una de las cosas más importantes y trascendentes para el ser humano es el servicio hacia los demás.
    El servicio hacia los demás es una acción que ya en sí misma es buena. Para el ser humano es una de las cosas más difíciles de hacer, ya que requiere desprenderse de uno mismo, dejando el egoísmo y servir a los demás. Este es un bien muy útil y moral que al igual que la conciencia debe de ser educado, el cual requiere el pleno amor de uno así mismo para poder realizarlo y de esta manera trascender y encontrar la felicidad. Tal y como dijo San Agustín; entre mas estes cerca de la fogata (Dios) más bien harás, y entre mas te alejes mas mal harás. Esta analogía te permite darte cuenta que entre más amor tengas, más bien darás por ti y los demás, y entre menos amor tengas menos podrás servir a los demás.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s