No fue mi intención, pero…

Pedro Abelardo trata acerca de la buena y mala voluntad, distinguiendo entre ellas la intención con la que se hacen las cosas, sea por medio que sea, las circunstancias y el objeto determinan la moralidad de la acción, pero lo que agrava o disminuye la culpa, sin quitar la moralidad, es la intención con la que se pretendió realizar.  “Cuando queremos hacer algo que creemos que le agrada a Dios, le agradamos, así, cuando queremos hacer lo que creemos que le desagrada, le desagradamos, parece que lo ofendemos y despreciamos.” Si hacemos un mal que no teníamos la intención entonces ¿se hizo mal voluntariamente o fue por un padecimiento? Se tolera aquello que no se quiere por conseguir lo que se desea ¿sería culpable?Si analizamos lo que es la mala voluntad, se podría ver desde lo que es un vicio, a lo que Abelardo define como: “Vicio es aquello a lo cual nos volvemos propensos a pecar, consentimos en lo que no se debe, haciendo algo o dejándolo de hacer.”

Quien logra luchar contra un vicio aunque no lo gane, su esfuerzo hace que su victoria sea más asidua. “El vicio se encuentra presente aunque la acción falte.” La victoria es más ilustre cuanto más difícil. El hombre que reconoce sus vicios y lucha por eliminarlos es mejor que aquel que se resigna a luchar y termina perdiendo su libertad por completo. “No es deshonra servir a un hombre sino a un vicio y no afea el alma la servidumbre corporal sino la sujeción a los vicios.”

Las acciones las podemos juzgar pero no es suficiente verlo para decidir si fue moralmente bueno o malo, sino que también es necesario conocer la intención de la persona. No es fácil juzgar una acción sin conocer la voluntad de quien lo hizo. 

Published by Ratio

We want to keep you thinking

5 thoughts on “No fue mi intención, pero…

  1. Estoy de acuerdo con: “No es fácil juzgar una acción sin conocer la voluntad de quien lo hizo.”, puesto que también puede suceder un doble efecto, donde la acción resulte diferente a la esperada, por lo que no se vería la intención verdadera.

    Like

  2. En este texto Pedro Abelardo habla sobre la buena y mala voluntad, dice que dependiendo del objeto y las circunstancias se puede tolerar la acción, pero no se quitará la moralidad. No se puede juzgar a la persona por cierto acto, lo que se debe de juzgar es la acción y con qué intención fue realizada. Se tiene que resaltar más la intención buena que la mala, porque él dice que si tienes una buena intención y sale algo mal al realizarla no eres una persona responsable.

    Esto lo podemos comparar desde el punto de vista relativista, ya que lo que dice Pedro Abelardo se asemeja a esta corriente, en el sentido de que depende de donde estés y las circunstancias va a determinar si la acción es buena o mala, pero para saber esto, también es necesario conocer la intención con la que fue realizada. Un ejemplo puede ser que en un país donde está bien maltratar a las mujeres estaría correcto, lo cual no es así ya que otro problema con este tipo de pensamientos es que hay acciones que en si mismas ya son malas por lo que a pesar de las circunstancias u el objeto continuarían siendo de esta manera.

    Liked by 1 person

  3. Esto lo podemos comparar desde el punto de vista relativista, ya que lo que dice Pedro Abelardo se asemeja a esta corriente, en el sentido de que depende de donde estés y las circunstancias va a determinar si la acción es buena o mala, pero para saber esto, también es necesario conocer la intención con la que fue realizada. Un ejemplo puede ser que en un país donde está bien maltratar a las mujeres estaría correcto, lo cual no es así ya que otro problema con este tipo de pensamientos es que hay acciones que en si mismas ya son malas por lo que a pesar de las circunstancias u el objeto continuarán siendo de esta manera.

    Like

  4. Esto lo podemos comparar desde el punto de vista relativista, ya que lo que dice Pedro Abelardo se asemeja a esta corriente, en el sentido de que depende de donde estés y las circunstancias va a determinar si la acción es buena o mala, pero para saber esto, también es necesario conocer la intención con la que fue realizada. Un ejemplo puede ser que en un país donde está bien maltratar a las mujeres estaría correcto, lo cual no es así ya que otro problema con este tipo de pensamientos es que hay acciones que en si mismas ya son malas por lo que a pesar de las circunstancias u el objeto continuarían siendo de esta manera.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: