Eres lo que escuchas

La música es envolvente, nos inspira, nos hace sentir y sensibiliza al sentir de otros. Ya sean canciones de amor, despecho, unión, de protesta, de paz, etc. Todas llevan un mensaje para mejorar o empeorar a quiénes los escuchan.

Dime qué escuchas y te diré quién eres, podríamos usar este dicho no solo con la compañía sino con lo que nos gusta. Hay piezas musicales que nos hacen sentir los más valientes del mundo, otras nos relajan, o nos consuelan, o nos apasionan; muchas veces dependen de nuestro estado de ánimo y nos ayudan a sentirnos mejor o mantenernos en ese estado.

La música es muy variada y rica, suena en todo el mundo. No hay ser humano que no haga música de acuerdo a las zonas en donde habita. Une pueblos, mentes e ideologías, transmite emociones y nos da una identidad.

Hay música enfocada en cada parte del cuerpo para producirnos una sensación concreta: la banda la escuchamos con el estómago (incluso nos movemos de acuerdo al sonido sentido en las tripas) y bailamos como si nos doliera la panza; la música electrónica la sentimos en el corazón ya que al escuchar la música nos acelera el ritmo cardíaco y nos movemos con mayor agilidad y velocidad es por eso que al hacer ejercicio esta música nos guste; las canciones patrias las escuchamos con el corazón y nos llenan de orgullo, están cargadas de identidad y cultura por lo que nos engrandece el ánimo y nos creemos invencibles; la música clásica y la ópera son canciones intelectuales que elevan el espíritu y se nos escapan de entre las manos como el agua. La diferencia entre todas estas canciones es que cada una de ellas busca estimular a la persona y por eso nos sentimos bien y las escuchamos constantemente.

En cambio el reggaetón tiene una parte específica del cuerpo a la que va dirigida la música: los genitales por lo que los estimula no solo con el ritmo que nos pone a bailar también con la letra de las canciones que nos provocan “pegarnos” a los otros.

El problema no es escuchar la música, sino que con ella hacemos nuestra vida por lo que nos determina nuestra forma de pensar y de actuar por lo que pensamos al como sentimos. Entre más baja sean las canciones menor será nuestra idea de trascendencia, mejora y superación. Entre mayor sea nuestra visión y proyecto de vida la música que escuchemos nos inspirará a ser mejores y mayor será la calidad de la música. Cuidemos lo que escuchamos para ser mejores.

Advertisements

One Reply to “Eres lo que escuchas”

  1. Tienes un punto ahí, pues luego de analizar ciertos ritmos y melodías coincido en la mayoría de lo que expones. Los ritmos actuales son dignos de estudio, no por su belleza sino por su “animalezca” manía de atraer masas.

    Sólo me gustaría hacerte una observación constructiva en cuanto a tu ortografía, revísala por favor.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s