¿Por qué nos enojamos? según Aristóteles

Aristóteles en su obra La Retórica trata acerca de la argumentación, el arte de transmitir un mensaje y mover a la gente. Dentro de su obra analiza los diferentes tipos de discursos existentes, para esto es necesario conocer la disposición y sentir de la audiencia. Uno de estos sentimientos que se pueden provocar son el enojo.

Se enojan cuando sienten pesar, porque el que siente pesar es que desea alguna cosa. Y, por lo tanto, si al que está así se le pone algún obstáculo, ya sea directamente (se le impide beber teniendo sed), ya sea indirectamente. Se encoleriza contra todos, si es que alguno le lleva la contraria o alguien no colabora con él o uno cualquiera lo perturba de alguna forma cuando está en esa disposición. 

Porque cada cual hace su camino en su propia ira, víctima de la pasión que lo posee. Molesta más lo inesperado, si no ocurre lo que uno quiere. Sujetos pacientes de ira:

  • Contra los que se ríen, burlan y mofan de ellos
  • Contra los que hablan mal y muestran desdén hacia las cosas por las que ellos se interesan especialmente
  • Con los que la ponen en aspecto personal, si alguno desdeña la buena presencia
  • Si sospechan que no sobresalen en tales cosas completamente, porque cuando están muy seguros de ser superiores en aquello en que son objeto de burla, no sienten ninguna inquietud
  • Se encolerizan más con los amigos que con lo que no los son, ya que piensan que es mas justo ser bien tratados por ellos que no al contrario
  • Con los que se acostumbran a honrarles y tenerles consideración
  • Contra los que no actúan con justa reciprocidad o no corresponden con equivalencia
  • Contra los que obran en contra suya, siendo inferiores
  • Contra los que no tenemos ninguna consideración, si encima nos desprecian
  • Contra los amigos si no actúan bien de palabra o de obra al no apercibirse se esto es signo de desprecio, ya que las cosas que nos interesan no nos pasan inadvertidas
  • Contra los que se alegran de las desgracias
  • Contra los que no se entristecen con los infortunios, pues tal actitud es signo de enemistad y desprecio
  • Contra los que no se paran a pensar si van a causar una pena (los portadores de malas noticias)
  • Contra los que prestan oídos o se dedican a hacer examen de nuestros defectos
  • Contra los que nos desprecian ante 5 clases de gentes: ante los que compitan con nosotros en honor, ante aquellos que admiramos, o de los que queremos ser admirados, y ante los que nos inspiran respeto, o nosotros se lo inspiramos a ellos
  • Contra quienes desprecian a cuantos resultaría vergonzoso que no socorriésemos (padres, hijos, subordinados)
  • Contra los que no muestran agradecimiento ante un favor
  • Contra los que ironizan frente a los que hablan en serio
  • Contra los que son benefactores de otros, pero no nuestros
  • El olvido de cosas insignificantes como nombres, ya que el olvido nace de la falta de interés
(ARISTÓTELES, Retórica, 1378b- 1380a)
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s